10 Errores que debes evitar en la distribución de un baño

Cuando estas creando o reformando tu vivienda, siempre quieres acertar en todas tus decisiones, y temes cometer errores, que luego no podrás subsanar, partiendo de la base que siempre habrá cosas que se pueden escapar, creo que es interesante tener en cuenta ciertas cuestiones que os planteo en éste post sobre la distribución de un baño.

distribución de un baño

A mi manera de ver y en cuanto a la distribución de un baño se refiere, éstos son los 10 errores que has de evitar:

1/No tener claro lo que se quiere

Lógicamente éste es un error de partida, que puede plantearnos muchos problemas, yo os recomiendo, que en una lista defináis exactamente que cosas os gustaría incluir en vuestro baño, clasificando por orden de prioridad según vuestro criterio, ésto que os comento quizás os parezca una tontería, pero posiblemente aparezcan cuestiones, que ni siquiera os imaginabais.

2/No planificar bien la distribución

Cada baño es único, tiene sus propias medidas, y características; por ello con la lista que antes hicimos, hemos de intentar encontrar la mejor distribución, para que podamos incluir todo lo que planteamos como imprescindible en nuestra lista, pero no de cualquier forma, ha de ser de la mejor manera posible.

Aunque esto sobre el papel parece sencillo, en la realidad no lo suele ser, y será necesario dedicarle su tiempo para que el resultado sea el más satisfactorio.

En el caso de recibir ayuda de algún decorador, debes igualmente participar al menos en orientar a éste profesional, en las cuestiones que para ti sean básicas.

 

 

3/Priorizar la moda a cuestiones prácticas

No quiero decir con ésto que seguir las tendencias o modas sea malo, para nada, lo único que quiero poner de manifiesto, es que no todas las modas o tendencias son para todo el mundo; yo lo que os recomiendo, es que cuando os decidáis por alguna cuestión meramente estética, que le dediquéis un poco de tiempo a pensar, como será vuestro día a día, porque cada persona ve las cosas de una manera y lo que para una persona puede estar bien, para otra puede ser un martirio, creo que el baño es una estancia que debe aportarnos armonía y bienestar, y para lograrlo debemos sentirnos a gusto con nuestra elección.

4/No usar los materiales adecuados para cada zona

El baño es una zona de la vivienda que tiene su propia idiosincrasia, y me refiero, a que es una zona donde normalmente habrá humedades, y además, solemos utilizar productos de limpieza un poco más especiales; esto repercute, en que no todos los materiales que existen en el mercado son adecuados para ésta zona, y algunos de ellos, aunque se pueden utilizar, nos van a implicar un sobre-esfuerzo adicional, para poderlos mantener en perfecto estado; volviendo a mi propia opinión, yo creo que hoy en día existen muchísimas opciones en tipo, calidad y precio, como para tener que utilizar productos que en el corto plazo nos van a dar un pésimo resultado.

 

5/No dejar espacio suficiente para poder acceder a la zona de ducha

Este error lógicamente viene derivado de una mala planificación, por eso la planificación es tan importante; esta claro que en el día a día, esto no nos va a suponer un gran problema, pero yo siempre pienso en tener que acceder a la ducha con la ayuda de otra persona, para esos casos si que nos supone un serio problema; sé que muchos pensaréis que en vuestro baño es imposible ampliar más esa zona de acceso, y probablemente así sea, no es a éstos casos a lo que me refiero, porque si no es posible tener más espacio, no podemos hacer nada más, pero existen muchos casos en que hay baños de dimensiones bastante respetables, que no han tenido en cuenta éste detalle, y desde mi punto de vista ésto es un fallo garrafal.

 

6/No dejar espacio suficiente entre el Inodoro y Bidé

Al igual que el anterior, es un problema de planificación, algunas veces nos empecinamos en incluir en el baño éstas dos piezas, en lugares que claramente es imposible, y otras veces, aunque tenemos espacio suficiente, nos obstinamos en colocarlos demasiado pegados, de forma y manera que en el uso normal de ambas piezas, nos sentimos agobiados e incómodos; por eso es importante priorizar preferencias y tener claro lo que queremos incluir en nuestro baño, pero también ser conscientes del espacio que tenemos; de lo que realmente cabe y de lo que no.

 

7/Cuidar la iluminación y ventilación

Con respecto a lo primero, esta claro que en el baño se llevan a cabo ciertas actividades en la zona del lavabo, que necesitan un refuerzo de luz, pero a veces pasamos por alto ésta cuestión, y no dejamos previsto el poderlo poner con posterioridad, craso error, porque el colocar iluminación adicional en esa zona es cuestión de tiempo.

Por otro lado si no disponemos de luz natural es conveniente que reforcemos también la luz general del baño, así como cuando el tamaño del baño sea mayor, o exista diferentes zonas separadas por tabiques dentro del mismo baño.

Con respecto a la ventilación, creo que es un tema importante, aunque soy consciente que no es posible en todos los casos; algunas veces aunque es posible hacer una planificación diferente de la vivienda, se prioriza otras cuestiones, y como norma se crean baños sin ventilación natural; tal y como yo lo veo, creo que es bastante importante en un baño que tenga un uso diario de la zona de ducha o baño, el intentar ubicarlo en un lugar dónde pueda disfrutar de dicha ventilación, evitando así, exceso de humedades.

distribución baño

8/Determinar una zona de almacenaje suficiente

Otro tema importante, es disponer de zonas de almacenaje suficiente, para el uso real del baño en cuestión, es decir, no es lo mismo dejar espacio de almacenaje para un baño que tendrá un uso individual, que aquellos otros que sean utilizados por varios miembros de la familia. El no dejar previsto estas zonas, ocasionan en muchos casos, que acabemos cargando el baño de mil auxiliares, muebles, estanterías, etc…; que acaban rompiendo la estética y volviendo caótico un lugar, que en un principio quizás estaba demasiado libre de mobiliario.

Mi recomendación pasa por apuntar en una lista, los objetos que seguro serán necesarios para ese baño en un plazo presente y futuro, en función de esa lista, intentar ubicar en un pequeño plano los diferentes objetos de almacenaje necesarios, para poder cubrir la demanda de espacio, según nuestra lista, una vez tengamos esa distribución, no será necesario comprar todo de una vez, iremos comprando en función de nuestras necesidades presentes, pero con el comodín de tener previsto lo que vamos a necesitar en un futuro. 

Hoy en día existen numerosos modelos y tipos de almacenaje, en muchas medidas, calidades y precios, nos será fácil poder hacer una redistribución organizada, de la zona de almacenaje.

9/Mirar en exceso el precio

Esta claro que a la hora de ejecutar una obra mayor o menor, tendremos que disponer de un montante para poderle hacer frente, y que cada cual debe adaptar su elecciones a dicho montante, pero quiero poner de manifiesto una técnica que veo con mucha frecuencia, y que yo considero, no es la más adecuada, esa técnica consiste en mirar precios individuales, ésto es por ejemplo precio m2, sin tener en cuenta los m2 totales o cantidad de decoraciones, entre otras muchas cuestiones; al final el resultado de ésta técnica es clientes muy limitados en las elecciones, y que acaban colocando productos que no les satisfacen plenamente, en calidad, o apariencia.

Lo que yo creo que debe hacerse, es sacar un presupuesto para toda la obra de ésa zona, es decir, en el caso que planteamos aquí, un presupuesto para el baño total, es decir, como máximo me puedo gastar en la reforma/obra del baño “X”, a continuación elegir los productos que nos gustan, y posteriormente analizar cuanto nos pasamos del presupuesto, o puede que nos llevemos una sorpresa y no nos pasemos; en caso de que nos pasemos, ver cuanto y determinar que cosas podemos cambiar por otras similares, o parecidas, pero que nos ayuden a poder respetar nuestro presupuesto, pero que a la vez, cubre todas nuestras exigencias y gustos.

Lógicamente esto conlleva un poco más de esfuerzo, pero os garantizo que el resultado es mucho más satisfactorio.

distribución de un baño

 

10/Confiar en profesionales

Este punto aunque está en última posición, ni mucho menos es de menor importancia, sino al contrario, es de suma importancia; en cualquier obra o reforma, tenemos que rodearnos de buenos y contrastados profesionales (arquitectos, decoradores, albañiles, electricistas, fontaneros, empresas suministradoras…), que nos ayudarán a que nuestra obra o reforma se ejecute de la mejor forma posible, evitando mil y un errores; es más nos van a solucionar muchos de los problemas que surgirán en el día a día, en caso contrario probablemente sean ellos los que nos los creen.

La cuestión es lógica, pero seguro que os preguntáis ¿Cómo sé yo, que las personas que he contratado, o visitado son profesionales? Os mentiría si os dijera que es fácil saberlo, quizás os lleve algún tiempo averiguarlo, pero es tan simple como seguir estos tres consejos:


1/ Estudiar a fondo todas las propuestas, sin decantarse simplemente por el precio más económico, sin entrar a valorar todos los pormenores.

2/ Pedir referencias de varios clientes, que hayan utilizado sus productos o servicios.
3/ Gracias a las nuevas tecnologías, podemos disponer de alguna información adicional, de la empresa/autónomo en cuestión, a través de Internet.

Como veis, evitar estos 10 errores, es fácil, pero lleva tiempo, y ésta claro que hoy en día, ese es un bien precioso, pero me gustaría haceros una reflexión, el tiempo que invirtáis en la planificación y gestión de vuestra obra o reforma antes de ejecutarla, os revertirá con el 100% de fiabilidad en un mayor bienestar, mayor control, mayor satisfacción, y como no, en un mayor disfrute de vuestro baño, vosotros sois los que tenéis que determinar si en vuestro caso merece la pena o no invertir vuestro tiempo en conseguir eso.

Sabéis que siempre os pido, que me comentéis que pensáis al respecto, si incluiríais algún punto nuevo o quitaríais alguno, o que tal os ha ido si habéis seguido ésta lista, en definitiva, saber vuestras opiniones, por lo menos a mi, me interesa mucho, además, os invito a suscribiros al blog tendencias y decoración, para no perderos nada, próximamente, veremos los errores que debemos evitar en la elección de nuestra mampara. 


Hasta el próximo post.

Suscríbete por e-mail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Loading Facebook Comments ...

No Trackbacks.